Uncategorized

7 Consejos para mejorar la autodisciplina y aumentar la productividad

La autodisciplina es una habilidad verdaderamente importante para mejorar y alcanzar tus objetivos. Tener una buena autodisciplina puede hacer que alcances tus metas más fácilmente. Aun así, no es nada fácil mantenerse focalizado y motivado en algo; pero, si tienes la mentalidad y estrategia correcta puedes avanzar más rápido hacia el objetivo que te hayas...
Autor del articulo
Por: Victoria Cárdenas
0 comentarios
La información es mas valiosa que el oro
La verdadera libertad está en Internet, donde la información es libre y el conocimiento es poder. Suscribete para estar informado y pasar un buen rato.

La autodisciplina es una habilidad verdaderamente importante para mejorar y alcanzar tus objetivos. Tener una buena autodisciplina puede hacer que alcances tus metas más fácilmente. Aun así, no es nada fácil mantenerse focalizado y motivado en algo; pero, si tienes la mentalidad y estrategia correcta puedes avanzar más rápido hacia el objetivo que te hayas propuesto.

La autodisciplina es la capacidad de controlar el propio comportamiento y los impulsos para lograr una meta o seguir un conjunto de reglas. Es un rasgo clave que puede ayudarnos a lograr el éxito en todas las áreas de nuestras vidas, desde nuestras relaciones personales hasta nuestras carreras.

En este artículo veremos algunos consejos para aprender a disciplinarnos y controlar mejor las acciones de nuestra vida, unos consejos que están basados en la metodología SMART, que también explicaremos al final del artículo, para que sepas en qué consiste y en qué nos basamos. Sólo con unos pequeños cambios se pueden hacer grandes cosas.

7 Consejos para mejorar la autodisciplina y aumentar la productividad: la importancia de los pequeños pasos

Para alcanzar el éxito personal y profesional, uno tiene que conocerse y saber cuales son sus puntos fuertes y débiles, pero también tiene que ejercitarse y poner en marcha una serie de técnicas de autodisciplina.

Aquí hay 7 maneras de mejorar tu autodisciplina y tomar el control de tu vida.

Establece objetivos realistas

Los objetivos que te propongas deben ser medibles, específicos, alcanzables, relevantes y con plazos. Al existir un progreso, al ir paso a paso, estos objetivos se volverán cada vez más realistas y más fácilmente superables. No dejarás espacio para distracciones y podrás focalizarte mejor en los esfuerzos que realices.

Crea un plan de acción

Establecer un plan y cumplirlo, dividir las metas en tramos más pequeños y manejables, con un tiempo específico para cada una de ellas puede hacer que te sientas más organizado en tu día a día. Tener un plan que se va cumpliendo en pequeños progresos, convertirán esos pasos en un camino hacia la meta definitiva.

Elimina distracciones

Todo aquello que le impida llegar a su meta o metas debe ser eliminado de su mente y de su entorno. No permita que las distracciones sean capaz de descarrilarte de tus progresos. Debes ser consciente para identificarlas y eliminarlas o minimizarlas. Ejemplo de distracciones más comunes: teléfono, espacio de trabajo no es optimo, relación con personas tóxicas o de mala influencia que no te aporten nada, situaciones de estrés que te impidan progresar, etc. Quizás este sea uno de los puntos más importantes para mejorar la autodisciplina, pues existen muchas cosas que nos distraen de nuestros objetivos y no solemos ser consciente de ello.

Responsabilidad y Conciencia

La responsabilidad y la conciencia nos lleva a hacer mejor las cosas, nos hace ser más coherente con la realidad y tener mejor entrenamiento. El tener más responsabilidades suele desarrollar mejores resultados en los progresos pues uno se esfuerza por cumplirlas. Si eres responsable y consciente de tus responsabilidades serás capaz de progresar más fácilmente.

Aprende a gestionar que los objetivos que te propongas necesitan la responsabilidad suficiente para cumplirlos y que es igual de importante realizar una tarea del trabajo que una tarea personal que nos propongamos (tener mejor alimentación, hacer más ejercicio, establecer relaciones más sanas, conocer a gente nueva, salir más de casa, beber menos, etc.)

Celebra los progresos

Es muy importante que cada vez que progreses o logres algo de lo que te has propuesto seas capaz de felicitarte por ello. El autoreconocimiento y la recompensa hace más fácil continuar y también te motivará para poder seguir realizando otras metas. Ejemplos de felicitaciones a uno mismo: ser consciente de los esfuerzos realizados, valorar el trabajo, recompensarse con algo que realmente te guste, etc.

No castigarse por las caídas

Somos humanos, podemos equivocarnos. Lo importante es levantarse e intentarlo de nuevo. Los fracasos y las caídas no son más que oportunidades para aprender y crecer. Aprovecha esos reveses para lanzarte con más ganas hacia tu objetivo. No te castigues, aprende y supera el error para no volver a cometerlo.

Constancia y perseverancia

La superación personal es un proceso de larga duración, por eso es importante verse comprometido con las metas y los objetivos, ya que vendrán tiempos donde las cosas se pongan difíciles. No te rindas, sigue esforzándote e incluso cuando creas que no has avanzado.

Objetivos SMART: Metas alcanzables

¿Sabes lo que son los objetivos SMART? Los objetivos SMART son un marco popular para establecer objetivos que son específicos, medibles, alcanzables, relevantes y con un límite de tiempo.

Esto significa que tus objetivos deben estar claramente definidos, con criterios específicos para determinar si se han logrado. También deben ser alcanzables y realistas dadas tus circunstancias actuales, y deben estar alineados con tus objetivos y valores generales. Finalmente, deben tener una fecha límite específica para su finalización.

Las siglas vienen de los vocablos ingleses:

Specific + Measurable + Achievable + Relevant + Time-bound

Que no significan otra cosa que:

Especifico + Mesurable o Medible + Alcanzable + Relevante + Con límite de Tiempo

El propósito de usar el marco de objetivos SMART es ayudarte a establecer objetivos que tienen más probabilidades de lograrse. Al establecer objetivos bien definidos y alcanzables, puedes aumentar tus posibilidades de éxito y evitar el fracaso. Además, el marco de objetivos SMART puede ayudarte a mantenerte enfocado y motivado, ya que proporciona una hoja de ruta clara para lograr sus objetivos y lo ayuda a realizar un seguimiento de su progreso.

Ejercicios para objetivos o meta SMART

Una meta SMART es una meta que es específica, medible, alcanzable, relevante y limitada en el tiempo. Para aumentar la autodisciplina utilizando la metodología de objetivos SMART, una persona podría seguir este plan de trabajo:

  1. Comienza por establecer una meta específica para aumentar la autodisciplina. Por ejemplo, «Quiero aumentar mi autodisciplina dedicando 30 minutos todos los días a una tarea difícil sin distraerme».
  2. Haz que la meta sea medible estableciendo criterios claros para el éxito. Por ejemplo, «Sabré que he aumentado mi autodisciplina si soy capaz de completar la tarea difícil dentro del marco de tiempo de 30 minutos sin distraerme».
  3. Asegúrate de que la meta se pueda lograr estableciendo expectativas realistas y dividiéndola en tareas más pequeñas y manejables. Por ejemplo, «Comenzaré centrándome en una sola tarea difícil durante 10 minutos sin distraerme, y luego aumentaré gradualmente el tiempo y la cantidad de tareas a medida que me mantenga concentrado».
  4. Haz que la meta sea relevante vinculándola a una meta o motivación más grande. Por ejemplo, «Aumentar mi autodisciplina me ayudará a completar mis estudios a tiempo y mejorar mis calificaciones, lo que aumentará mis posibilidades de ingresar a una buena universidad».
  5. Establecer un plazo límite de tiempo para lograr el objetivo. Por ejemplo, «Trabajaré para aumentar mi autodisciplina todos los días durante los próximos 30 días y, al final de ese tiempo, evaluaré mi progreso y estableceré nuevas metas si es necesario».

Siguiendo este plan de trabajo y utilizando la metodología de metas SMART, una persona puede aumentar efectivamente su autodisciplina y alcanzar sus metas.

En conclusión, aumentar tu autodisciplina es un paso importante para lograr tus objetivos y mejorarte a ti mismo. Al establecer objetivos SMART, crear un plan de acción, eliminar distracciones y tentaciones, hacerse responsable, celebrar sus éxitos y perseverar a través de los contratiempos, puedes desarrollar la autodisciplina que necesitas para tener éxito. Con estos consejos, puedes mantenerse enfocado y motivado en su viaje hacia la superación personal.

Tambien puede gustarte:

Deja un comentario